Bayahibe

Bayahibe (República Dominicana)

 

Nuestro primer viaje al Caribe lo hicimos en 2002, cuando aún no llevábamos un año de novios. Buscando ofertas para el viaje, encontramos un magnífico 2X1 en la contraportada de un periódico gratuito de Madrid. El precio era de 600€ por persona, el destino Bayahíbe (República Dominicana), el hotel el Viva Dominicus Beach, en régimen de todo incluido, por supuesto. Esta opción es una de las mejores para viajes a republica dominicana.

 

La llegada al aeropuerto de Punta Cana nos impresionó tanto por el calor y la humedad, como por la terminal en forma de choza. Tras las colas y pago del visado de entrada, nos llevaron al hotel. El hotel era una maravilla, las habitaciones muy buenas, la playa impresionante, nos pareció el paraíso este primer destino en el Caribe. Nos había comentado un amigo que el hotel Viva Dominicus Beach había recibido el premio de mejor animación ese año y realmente se lo merecía. No nos perdimos una sola noche los espectáculos, durante el día siempre había alguna actividad con la que disfrutar. El equipo de animación, con un francés llamado Frank a la cabeza era un grupo de profesionales, que hacían funciones de teatro divertidas y vibrantes, entretenían todas las horas del día y de la noche.

 

La playa era impresionante. Agua turquesa, transparente y arena blanca, fina como la harina. La extensión de la playa era mucha. Se podía ir andando al resort Hacienda Dominicus y hacer uso de sus instalaciones. El sol era muy intenso y prácticamente sólo se podía estar dentro del agua. Al atardecer, el divertido Bingo-Bongo en la piscina marcaba el final de cada tarde y la huída a la ducha antes de ser devorados por los mosquitos.

Willy6

 

Hicimos la clásica excursión a Isla Saona, un lugar que por aquél entonces parecía solitario a pesar del desfile de catamaranes, lanchas y barcos que cada día lo visitaban. Paseamos por la playa, hicimos snorkel, también la parada en la zona de las estrellas de mar y por supuesto tomamos los chupitos de ron. En otra excursión, fuimos a hacer snorkel a la isla de Santa Catalina, pero no fuimos a Santo Domingo ni a ninguna otra ciudad.

 

Fue un viaje muy divertido, el primero a otro continente, el primero a un todo incluido. Nada más llegar a España ya estábamos pensando en el siguiente viaje porque no nos podíamos quitar de la cabeza las magníficas playas ni el snorkel. Fue el principio de nuestra primera parte de vida viajera.

Deja un comentario