Dubai, el mejor stopover hacia Asia

Dubái se ha convertido desde hace algunos años en una de las ciudades más visitadas por viajeros en su trayecto desde Europa a Asia. Gracias a la compañía aérea Emirates, miles de viajeros pasan por el aeropuerto de Dubái y, en muchas ocasiones, pernoctan un par de noches al menos para conocer esta impresionante ciudad.

El aeropuerto de Dubái es una pequeña ciudad que nunca duerme. La actividad a las 3 de la mañana es impresionante, con comercios y restaurantes abiertos las 24 horas. Se pueden encontrar desde productos de uso cotidiano hasta las joyas más inaccesibles. Uno de los lugares más peculiares son los expositores de móviles de oro y platino, con terminales que valen entre 30.000 y 50.000€.

Salir del aeropuerto es muy fácil y barato. Al ser la gasolina tan barata, los desplazamientos en taxi o autobús son muy económicos. Si se quiere aprovechar el tiempo, lo mejor es coger un taxi y dirigirse al hotel a refrescarse, ya que con seguridad hará mucho calor.

Para alojarse, existen muchos hoteles, de calidad media, a precios razonables. Si se va buscando lujos, los precios serán prohibitivos. Una buena opción es alojarse cerca del aeropuerto, desde donde se puede viajar en metro, autobús o taxi a toda la ciudad. Como indicamos los precios son económicos para una ciudad como ésta.

Dubái tiene varios atractivos turísticos de interés mundial. Para nosotros, 2 son los principales e imprescindibles: El hotel Burj Al Arab y la torre de 800m. Para ir al Burj Al Arab, se puede usar el metro. En un paseo de 5 minutos se llega a este impresionante edificio en forma de vela, en el que en su entrada a los jardines se aglomeran los turistas fotografiándose. Se puede reservar un desayuno, por ejemplo, para poder acceder al hotel, ya que no es posible entrar a verlo. Una opción que aconsejamos es acceder al hotel que está su lado e ir hasta el puerto deportivo para ver la mejor perspectiva de este hotel metido en el mar. Es posible que os pongan algún impedimento, pero pidiendo el favor de que sólo se quiere hacer unas fotos, es posible que os dejen pasar. Nosotros lo disfrutamos mucho.

Burj Al Arab

La torre Burj Khalifa, de más de 800 metros, que fue poco tiempo la más alta del mundo, es un edificio espectacular, sin fin. Sus alrededores también son muy interesantes y no se puede dejar de ver el espectáculo de luces y sonidos al atardecer. Se puede llegar en metro y pasar el día entero visitando sus impresionantes galerías comerciales.

Burj Khalifa

Algo más alejado, se encuentra la palmera de tierra artificial creada como lugar de súper lujo para pocas personas en el mundo.

Si se pasan más de 2 días, se puede hacer alguna excursión por el desierto y sobre todo, visitar Abu Dhabi.

No se debe dejar pasar la oportunidad de visitar esta impresionante ciudad en cualquier viaje a Asia o África.

Deja un comentario